La tableta viene con un perfil dedicado a los niños. Al activarse, podrán usarla pero ingresando sólo a las aplicaciones que usted haya autorizado. / Samsung
 
Como cuando a usted le dicen que su reproductor de música funciona con la más alta fidelidad de sonido o le explican que podrá ver las imágenes en su televisor en ultraalta definición, así es como se puede observar un videojuego, una película o una galería de fotos en la nueva tableta de la multinacional coreana Samsung, que esta semana llegó al país.
 
Galaxy Tab S, con las versiones de 8,4 y 10,5 pulgadas, la más prémium del segmento que ha desarrollado la empresa tecnológica, sí sabe cómo definir los colores, optimiza los contrastes, elimina entradas de luz que tradicionalmente opacan la visualización y le permite al ojo captar con mayor facilidad la agudeza óptica generada por la calidad de las gráficas.
 
Luis Montes, gerente de marketing de Samsung Colombia, lo traduce en que el producto viene con pantalla Super Amoled, es decir, “reproduce los colores reales de la naturaleza en un 94%, mientras que las demás lo hacen en poco más del 70%. Este es el gran avance en el desarrollo de la marca”.
 
Tanto que una de sus funciones, la de pantalla óptima, permite ver las imágenes con detalles más precisos, incluso cuando se expande, porque su ratio de contraste es 100 veces más profundo que el de las pantallas LCD, acompañado de los 4 millones de pixeles sobre los que se compone cada dibujo, pintura o fotografía.
 
Como aparato, es más delgada que un bolígrafo (6,6 milímetros), viene con bandas para LTE, o sólo wifi si no se quiere pagar un plan de datos adicional al de su teléfono o al de su casa, el sistema operativo es Android 4.4 KitKat y parece una réplica, estéticamente hablando, del más reciente smartphone de la marca, el Galaxy S5. Su cubierta trasera se semeja a una elegante pieza de cuero con dos agarres adecuados para la tapa inteligente que recubre la totalidad de la máquina.
Funcionalmente, está dentro de la generación de aparatos inteligentes que permiten ejecutar varias tareas a la vez. Se puede navegar en internet, abrir una ventana inferior para reproducir un video, recibir o hacer una llamada y compartir algún tipo de contenido desde el correo electrónico, todo a la vez y sin cerrar ninguna de las aplicaciones en función.
 
Pero además del contenido prémium con el que viene —Google Play Music por seis meses, Samsung Mobile Care por si se le rompe la pantalla para que se la cambien, 100 GB de almacenamiento y más de 50 revistas además de un libro Kindle mensual, entre otros—, trae un sensor de huella digital. Usted puede registrar la huella de hasta ocho usuarios que pueden personalizar la tableta de acuerdo a los gustos de cada uno. Basta con deslizar su dedo por la parte inferior y listo, ingresará al perfil reconocido.
 
Fuente: www.elespectador.com

La tableta sería pequeña, con una pantalla de 17,8 cm medida diagonalmente y equipada con dos cámaras traseras, sensores de profundidad infrarrojos y avanzados programas capaces de capturar imágenes de objetos en tres dimensiones, precisa el diario.

Google lanzará el mes próximo la producción de unos 4.000 prototipos, que pasarán a los desarrolladores de aplicaciones, de manera similar a como han hecho en el desarrollo de otro de sus nuevos productos, las gafas interactivas Google Glass. Google dijo el viernes que no haría comentarios sobre el tema.

NUEVA YORK (ETADOS UNIDOS)
AFP Vía www.eltiempo.com

 
 

Con sus nuevas versiones de sus tabletas, iPad mini y iPad Air, Apple ha dado un viraje a su política de "software".

El iPad de 9,7 pulgadas, que pasa a llamarse iPad Air, ha disminuido su grosor, que pasa a ser de 7,5 milímetros (un 20 % más fino que su predecesor), y su peso, que es de 453 gramos (un 28 % más ligero). Sus bordes laterales se han empequeñecido en un 43 %.

La tableta está equipada con el chip A7 de arquitectura de 64 bits -el mismo del iPhone 5S-, que duplica la capacidad de procesamiento y multiplica por dos la velocidad de los gráficos.

El iPad Air saldrá a la venta el próximo 1 de noviembre en una cuarentena de países -incluidos España y China- a precios que parten desde los 479 euros (655 dólares) para la versión "wifi" de 16 gigas y de 599 euros (819 dólares) para la versión con conectividad móvil LTE.

Por su parte, las principales novedades de la segunda generación del iPad mini, de 7,9 pulgadas, son la introducción de la pantalla retina (con una resolución de 2.048x1.536 píxeles) y del chip A7. Éste multiplica por cuatro la capacidad de procesamiento y por ocho la gestión gráfica del iPad mini, que mantiene sus dimensiones.

El hermano del iPad Air se comercializará a finales de noviembre a partir de los 389 euros (531 dólares) para la versión wifi y de 509 euros (696 dólares) para el modelo con conectividad móvil.

Ninguna de las nuevas tabletas ha actualizado sus cámaras y ambas saldrán a la venta con las combinaciones de colores blanco y plata o negro y gris. Además, Apple mantendrá en el mercado el iPad 2 (379 euros, 518 dólares) y el iPad mini original (329 euros, 449 dólares).

Este catálogo renovado de iPads llegará a un mercado donde la competencia de las tabletas Android ha crecido de forma importante de la mano de actores como Samsung, Amazon, Asus, Lenovo y Acer. De hecho Microsoft sacó hoy al mercado su segunda generación Surface, equipadas con Windows, mientras que Nokia anunció su incursión en el negocio de las tabletas.

Por el momento, Apple sigue siendo el fabricante que mayor número de tabletas vende: de acuerdo con el consejero delegado de Apple, Tim Cook, en tres años y medio han comercializado 170 millones. Además, en la App Store hay 475.000 aplicaciones diseñadas específicamente para iPad, una ventaja competitiva clave para el éxito de la compañía de la manzana. Según Cook, los usuarios de iPad utilizan la tableta cuatro veces más que los dueños de tabletas de la competencia.

Precisamente, el "software" ha desempeñado un papel clave en esta presentación: las herramientas de gestión documental iLife (iPhoto, iMovie, Garageband) y iWork (Pages, Numbers y Keynote) son gratuitas desde hoy para los nuevos usuarios tanto de Mac como de dispositivos móviles equipados con iOS.

Este cambio hacia lo gratuito se ha extendido al sistema operativo OS X Mavericks para Mac, que podrán descargar desde hoy sin costo alguno todos los usuarios de estos ordenadores. De esta manera, la compañía tratará de dar protagonismo a su "hardware" y atraer a nuevos clientes hacia su ecosistema cerrado de servicios eliminando el obstáculo del pago por herramientas.

Los directivos de Apple han sido críticos con su histórico rival Microsoft, que cobra por las licencias del sistema operativo Windows y por el paquete de gestión Office, competencia de Mavericks y iWork, respectivamente.

Al margen de las actualizaciones de tabletas, aplicaciones y sistema operativo para Mac, la tecnológica de Cupertino (California) también ha dado un nuevo aire a sus portátiles MacBook Pro, que bajan de precio y tienen nuevos procesadores, y ha detallado las características de su ordenador profesional de sobremesa Mac Pro, que costará 3.049 euros (4.169 dólares).

 

 
Por: Con información de agencias - Via: www.elespectador.com